Saltar al contenido

La Bolsa y cómo ganarse la vida como trader particular

bolsa

Si deseas aprender sobre la Bolsa de Valores y cómo ganarte la vida como trader particular, has encontrado el artículo perfecto. Antes de comenzar creemos oportuno aclarar el significado de los términos en torno a los que gira esta información.

En primer lugar es bueno recordar que la Bolsa de Valores se define como una organización privada o institución pensada para impulsar el ahorro y la inversión, brindando facilidades a sus miembros a fin de que logren ambos objetivos con significativas ganancias.
Los inversores suscritos a la Bolsa introducen órdenes y realizan negociaciones de compra y venta de valores, entre las que figuran acciones de sociedades o compañías anónimas, bonos públicos y privados, derivados, títulos de participación y una amplia variedad de instrumentos de inversión.
Un trader u operador bursátil puede trabajar para una institución financiera o por su cuenta, es decir, de manera particular, y suele tener formación en ciencias económicas, ya sea en Economía o Administración y Dirección de Empresas, y posee conocimientos en finanzas, matemáticas y estadística.

¿Cómo ganar dinero en la bolsa siendo un trader particular?

Una pregunta importante: ¿es posible ganarse la vida como trader particular? La respuesta a esta cuestión ciertamente dista mucho de ser un determinante SÍ o NO.
Todo depende de las circunstancias, porque al ser ésta una actividad que se practica en el mercado especulativo, igual de incierto es el futuro a corto, mediano o largo plazo de quien la desempeña.

¿Se gana dinero? Sí, pero como comentó un famoso trader español, “igual, en la misma sesión puedes perderlo todo”.Los entendidos en esta materia, marcan una significativa diferencia entre un trader particular y un inversor. Estiman que ésta radica en la duración en que la persona mantiene el activo.
En tal sentido, explican que los inversores tienden a un horizonte de más largo plazo en el tiempo, mientras que los traders se inclinan a mantener los activos por periodos más breves, lo que les permite capitalizarse en tendencias a corto plazo.

La firmeza y el conocimiento a fondo de las características del mercado y de las acciones en las que deseas invertir, son cualidades fundamentales si deseas ganar dinero en esta profesión. Saber cuándo comprar y vender capital es crucial.
Hasta hace dos años, y parece ser que las tendencias no han variado enormemente, un ciudadano común tendía a reservar entre 2.000€ y 3.000€ para adentrarse en el mundo del trading.
Quienes conocen esta área desde dentro, aseguran que “ganar más allá de 10% al año se convierte en una hazaña”. Sostienen que se puede lograr pero no en lo inmediato. “En una operación es muy fácil ganar 10%, no es raro ganar 20% y con cierta (poca) frecuencia cae algún 30%. (muy rara hazaña)”
Argumentan que realizar unas 50 operaciones al año, es un número adecuado para un trader.
Tenemos algo que aclarar, para que el trading se convierta en una fuente de ingresos recurrentes se debe tratar de operar de forma intradiaria con una dedicación de al menos cinco horas por jornada. En este caso se debe dedicar una atención exclusiva y recursos para alcanzar tu meta.

¿Cómo ser un trader?

Si bien señalamos anteriormente que un trader debe estar formado en áreas relacionadas a las finanzas, como en economía o contabilidad, también es bueno que destaquemos que un profesional de cualquier otra área de aprendizaje con agudeza financiera, olfato para los buenos negocios, impermeable a los embates del estrés y con mucha sangre fría, puede convertirse en un trader particular formándose especificamente en cursos sobre esta materia.
El interés, la seriedad y la inclinación a una profesión tan estresante como emocionante, son esenciales para conseguir el éxito en esta exigente ocupación.